Bonum, desde 1960 editando buenos libros

Formato: 22 x 15 cm

Páginas: 260

En este libro, la autora vuelca el fruto de más de 40 años de
trabajo en la formación de profesionales que facilitan actividades
en los grupos. En escasas ocasiones se encuentra una
visión integradora y articulada entre el pensar, sentir y hacer
de los facilitadores, que incluya praxis y teoría en un lenguaje
coloquial.
El juego y la creatividad constituyen una clave para el desarrollo
de propuestas innovadoras aplicables a diferentes contextos.
En cada página existen recursos y fundamentación
referidas a la intervención pertinente: una metodología para
el quehacer integrado al campo emocional y a las ideas que
se sustentan en cada acción, el análisis de los comportamientos
que ayudan u obstaculizan el cumplimiento de los objetivos,
así como la forma en que intervienen la comunicación y
el entramado de los vínculos entre los participantes.
Toda persona puede constituirse en un facilitador de los seres
que la rodean. No se trata exclusivamente del ejercicio
de un rol profesional sino, por el contrario, de un acompañamiento
en y para la vida.
Te invitamos a zambullirte en estas páginas para comprender
e implementar diferentes formas de multiplicar tramas
grupales sanas que promuevan el desarrollo pleno de las
potencialidades humanas.

Conducción de grupos. El facilitador (Inés Moreno)

$18.400
Sin stock
Conducción de grupos. El facilitador (Inés Moreno) $18.400

Formato: 22 x 15 cm

Páginas: 260

En este libro, la autora vuelca el fruto de más de 40 años de
trabajo en la formación de profesionales que facilitan actividades
en los grupos. En escasas ocasiones se encuentra una
visión integradora y articulada entre el pensar, sentir y hacer
de los facilitadores, que incluya praxis y teoría en un lenguaje
coloquial.
El juego y la creatividad constituyen una clave para el desarrollo
de propuestas innovadoras aplicables a diferentes contextos.
En cada página existen recursos y fundamentación
referidas a la intervención pertinente: una metodología para
el quehacer integrado al campo emocional y a las ideas que
se sustentan en cada acción, el análisis de los comportamientos
que ayudan u obstaculizan el cumplimiento de los objetivos,
así como la forma en que intervienen la comunicación y
el entramado de los vínculos entre los participantes.
Toda persona puede constituirse en un facilitador de los seres
que la rodean. No se trata exclusivamente del ejercicio
de un rol profesional sino, por el contrario, de un acompañamiento
en y para la vida.
Te invitamos a zambullirte en estas páginas para comprender
e implementar diferentes formas de multiplicar tramas
grupales sanas que promuevan el desarrollo pleno de las
potencialidades humanas.